Medicina estética Dr. José Vicente

Dr. José Vicente García

Número de Colegiado: 374707234
Cirugía Plástica, estética y reparadora.
N.R.S.: 37-C21-0275
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca.
Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Hospital Río Hortega ( Valladolid ).
Actualmente Cirujano Plástico en el Hospital Universitario de Salamanca.

Medicina Estética y Cirugía Estética

El objetivo principal de la medicina estética es ejercer una verdadera medicina preventiva frente a los cambios producidos por el paso del tiempo y hábitos de vida no saludables.

Hoy en día todos los esfuerzos van dirigidos a buscar resultados naturales, huyendo de los artificios. Se busca destacar nuestra diversidad, sacar a relucir los mejores rasgos de cada persona en particular, para así ayudarnos a lograr esa confianza personal.

 

No concebimos una medicina que no esté basada en la seguridad, en la calidad de la atención y de los productos, pero sobre todo en la confianza con el paciente, la cual se genera conociendo a la persona que tienes delante, sus necesidades, sus gustos, su estilo, dónde se mueve, como se desenvuelve… solo así se alcanza la excelencia.

Tratamientos

Bótox

La aplicación de bótox para eliminar las arrugas de expresión es el tratamiento más popular en las consultas de cirugía y medicina estética.

Se trata de un procedimiento no invasivo ideal para combatir los efectos de la edad y el estrés diario.
El bótox nos permite difuminar las arrugas que se producen cuando gesticulamos, fundamentalmente en 3 zonas:

Frente: Líneas horizontales producidas por la contracción del músculo frontal (responsable de elevar las cejas). Entrecejo: Líneas verticales que aparecen cuando nos enfadamos o ponemos cara de incredulidad, debidas a la contracción de los músculos procerus y corrugadores. Patas de gallo: Líneas oblicuas en la zona externa de los ojos que aparecen cuando sonreímos, por la acción del músculo orbicular. Las arrugas de expresión a medida que pasan los años se van haciendo estáticas, es decir, el surco que se forma en la piel se va estableciendo y haciéndose permanente.

Por ello se recomienda el bótox como un tratamiento preventivo, para evitar la aparición de unas líneas de expresión persistentes, comenzando con el tratamiento a partir de los 30 años.
La duración aproximada es de unos cinco o seis meses. Sin embargo, tras varias sesiones su efecto es más duradero ya que el cuerpo la va asimilando y la relajación muscular va reduciendo progresivamente la profundidad de las arrugas.

La toxina botulínica tiene otros usos menos conocidos pero cada vez más populares como, por ejemplo, el tratamiento de la sudoración excesiva y el bruxismo.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia natural que se encuentra en el organismo. Ha revolucionado el campo de la medicina estética debido a sus excelentes propiedades y su seguridad.

Cuando envejecemos vamos perdiendo la capacidad de producción de ácido hialurónico, de tal manera que la piel pierde hidratación, elasticidad y firmeza, apareciendo las arrugas.
Gracias a las infiltraciones de ácido hialurónico, podemos conseguir una hidratación profunda y duradera en cara, cuello, escote y manos.

Rellenar arrugas profundas, surcos y ojeras. Así como dar volumen, sobre todo en labios, pómulos, mentón o dorso de la nariz, mejorando las proporciones y contornos faciales.

Su efecto es temporal, se va reabsorbiendo progresivamente. La duración de su efecto varía, pero suele ser en torno a los 10 – 12 meses.

Las inyecciones de ácido hialurónico se pueden combinar con otros tratamientos y deben adaptarse a cada paciente según sus necesidades.

El tratamiento se realiza en consulta, de forma indolora, pudiendo el paciente incorporarse de forma inmediata a su vida cotidiana.

Mesoterapia / Biorevitalización

Es el tratamiento por excelencia para aportar a la piel un aspecto mucho más luminoso, terso e hidratado.

La mesoterapia consiste en la infiltración intradérmica de distintos principios activos (ácido hialurónico, vitaminas, polipéptidos, aminoácidos…), que estimulan la síntesis de colágeno, hidratan la dermis y mantienen el equilibrio natural de la piel.

De esta manera alcanzamos concentraciones mucho mayores que las que conseguimos a
través de cremas o sérums. Además, conseguimos que dichos principios activos penetren a mayor profundidad.

Es un procedimiento no invasivo ideal para combatir los efectos de la edad, la exposición solar, el estrés diario y la mala alimentación.

Sus efectos son especialmente visibles en las áreas más expuestas como son la cara, el escote o el dorso de las manos
El resultado es una piel mucho más luminosa, turgente y rejuvenecida, al tiempo que más tersa y con menos flacidez.

El tratamiento de mesoterapia es muy rápido, ya que apenas dura 20 minutos en consulta.

El número y periodicidad de las sesiones varía en función de las necesidades de la paciente y del producto utilizado.