suelo_pélvico

Debilitamiento del suelo pélvico: Ejercicios y fisioterapia

VEGA LEDESMA, FISIOTERAPEUTA DE CLINICA DR ALAEJOS, NOS HABLA DE REFORZAR  LA MUSCULATURA DEL SUELO PÉLVICO PARA  EVITAR LA INCONTINENCIA URINARIA

La musculatura del suelo pélvico tiene la función de sostener los órganos pélvicos. 

Esta musculatura puede debilitarse por falta de tonificación, tensiones o lesiones ( episiotomías , cirugías uro ginecológicas, deportes de impacto…),esto puede provocar  un descenso de los órganos pélvicos  y una alteración de su función desencadenando  complicaciones como:

  • Disfunciones  sexuales: vaginismo, dispareunia.
  • Secuelas tras cirugías uro ginecológicas, cicatrices dolorosas y perdida del tono muscular.
  • Incontinencia urinaria.
  • Disfunciones  ano-rectales.
  • Dolor pélvico crónico.
  • Prolapsos. 

La fisioterapia del suelo pélvico libera tensiones, fortalece, tonifica y flexibiliza toda esta musculatura previniendo o tratando las distintas  disfunciones, siempre diseñando un protocolo de tratamiento personalizado para conseguir una mayor efectividad  según cada caso, con diversas técnicas:

  • Terapia manual combinada con equipo electrónico de biofeedback
  • Terapia miofascial.
  • Masaje perineal.
  • Ejercicios de Kegel.
  • Gimnasia hipopresiva.

Veamos ahora unos conceptos clave para entender mejor de que trata todo el tema del suelo pélvico:

¿Qué es el suelo pélvico y para qué sirve?

El suelo pélvico está formado por músculos y otros tejidos, se encuentran en la base  de la pelvis y forman una especie de hamaca alrededor de la pelvis. 

Sostienen a la vejiga, a los intestinos y otros órganos y en las mujeres también sostiene al útero (aparatos digestivo, urinario y reproductor).

Y es responsable directamente de controlar la continencia urinaria y fecal.

Consecuencias del debilitamiento o daño del suelo pélvico:

El debilitamiento del suelo pélvico es más probable en las mujeres que en los varones, ya que algunas de las causas son: el embarazo, el parto natural, y la menopausia. Y algunos efectos o consecuencias de este debilitamiento son:

  • Incontinencia fecal
  • Incontinencia urinaria
  • Prolapso: caída de los órganos intraabdominales
  • Disfunciones sexuales

Influencia del debilitamiento del suelo pélvico en las relaciones sexuales

Influencia en mujeres

Muchas mujeres ignoran lo que es el suelo pélvico, sin embargo, no cuidarlo y fortalecerlo puede traer consecuencias múltiples, como por ejemplo en las relaciones sexuales.

Ya que una disfunción en el suelo pélvico puede  provocar una disminución o falta de sensibilidad o dolor durante el coito.

Causas de debilitamiento del suelo pélvico

Las causas más usuales son:

  • Parto natural y embarazo: La presión y el estiramiento que supone esta etapa pueden causar daños en los músculos.
  • Obesidad: Los tejidos que sostienen la vejiga pueden resultar dañados y debilitados por el exceso de peso.
  • Cicatrices: Los desgarros o la episiotomía pueden causar cicatrices que pueden afectar a la salud de tu suelo pélvico.
  • Estreñimiento crónico: La zona puede resultar dañada por el esfuerzo durante la defecación.
  • Tos crónica: Esto es especialmente cierto en el caso de las mujeres que fuman o tienen afecciones respiratorias crónicas.
  • Deportes de impacto: Algunos deportes, como correr con mucha frecuencia  y saltar, pueden hacer que se repita el aumento de presión intraabdominal.

Síntomas del debilitamiento del suelo pélvico

Algunos de los siguientes síntomas son propios del debilitamiento des suelo pélvico:

  • Disfunciones  sexuales: vaginismo, dispareunia.
  • Secuelas tras cirugías uro ginecológicas, cicatrices dolorosas y perdida del tono muscular .
  • Incontinencia urinaria.
  • Disfunciones  ano-rectales.
  • Dolor pélvico crónico.
  • Prolapsos. 

Ejercicios para prevenir el debilitamiento del suelo pélvico

Existen muchos ejercicios recomendados por especialistas, no olvidemos que cada caso es particular, y unos ejercicios pueden venir mejor a unos que a otros.

Entre las formas para fortalecer estos músculos están los ejercicios de Kegel, son una buena opción, ya que pueden realizarse en casa, éstas son las opciones:

  • Lento: Contrae y relajando el suelo pélvico cada 5 segundos. Repítelo 10 veces.
  • Rápido: Contrae y relaja los músculos entre 2 minutos. Comienza con 10 repeticiones, y luego aumenta gradualmente el número hasta 50 al día.
  • La técnica del ascensor: Se trata de contraer gradualmente los músculos. Imagina que un ascensor sube lentamente y se detiene en cada piso.

Puedes hacer estos ejercicios para fortalecer el suelo pélvico en cualquier momento, y lugar ya que no implica ningún otro movimiento físico. Puedes practicarlo diariamente.

Fisioterapia para mejorar los músculos y prevenir el debilitamiento del suelo pélvico

Una solución recomendada por especialistas es la fisioterapia uroginecológica, consiste en:

  • Lo primero es reconocer y ubicar esta musculatura.
  • Aprender a contraer los músculos del suelo pélvico independientemente de otros músculos
  • Fortalecer estos músculos mediante ejercicios de Kegel, abdominales  hipopresivos, corrientes estimulantes, con el usos de conos vaginales, bolas chinas.

Estas acciones previenen el tener que recurrir a tratamientos farmacológicos o cirugías.

La rehabilitación del suelo pélvico a través de la fisioterapia es la solución para eliminar el dolor y los problemas de incontinencia. Además, también reduce y controla todos los síntomas de prolapsos en la zona. 

Comparte este post en tus redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn